dsgdgs

 

 

 

 

La importancia del I.V.A.

 

El IVA es un impuesto indirecto sobre el consumo, y todos sabemos la importante contribución que supone el pago de este para la hacienda pública.

Pero además de esto, una factura es el único documento que acredita la realización de un trabajo y por tanto, es imprescindible para reclamar cualquier tipo de garantía, tanto de trabajos como de materiales utilizados en una reforma.


Pero de una forma aún más indirecta, el cobro del IVA influye en las empresas en otros aspectos.

Por ejemplo, una empresa que cobra una media del 30% del IVA del total que factura, tiene dos opciones: o bien se hace cargo del IVA asumiendo y descontando el 18% del importe cobrado (este caso no se da prácticamente nunca); o bien repercute el no cobro del IVA de dos maneras:


1. Comprando materiales sin IVA, es decir sin garantía
2. No declarando el pago a todos o parte de sus trabajadores, es decir, no dándoles de alta en el régimen general de la seguridad social, con los grandes riesgos que esto conlleva para la empresa y para el cliente. Además, esto supone una tremenda injusticia social para el trabajador, que no tiene ningún derecho laboral ni posibilidad de subsidios.


Es, por tanto, fundamental que los clientes paguen siempre el IVA.


Y de esto se puede deducir, de un forma indirecta, que una empresa o autónomo que quiere cobrar el IVA es una empresa o autónomo que cumple con la ley, que da garantía de los trabajos realizados y que tiene a todos sus trabajadores en situación legal.





 

 



 

 

 

 

 

Manual de reforma segura

empresas asociadas

reforma energéticamente eficiente

 



© 2012 ADERE Todos los derechos reservados

Asociación de Empresas de Reformas y Profesionales de la Construcción